2017 – Criptomonedas

La multiplicación de las criptomonedas

El 2017 ha sido el año de las criptomonedas” dicen en FayerWayer (27/9/2017).  Conviene recordar que las criptomonedas surgieron a raíz de los proyectos de un grupo bastante pequeño de programadores que operaban en Estados Unidos durante los años noventa, la mayoría de los cuales tenían una militancia anarquista y libertaria muy clara, como explicó Amín Vera Cerda, Director de Análisis de Black Wallstreet Capital México en entrevista a Hipertextual.

“Una de las ideas centrales del proyecto era garantizar el anonimato total de la moneda. Le otorgaba al usuario una total libertad para comprar y vender lo que quisiera. De hecho, la primera ola de crecimiento exponencial del Bitcoin vino de la mano de su uso en portales de la Deep Web para hacer intercambios ilegales”, recordó el analista financiero.” (Hipertextual, 16/9/2017)

Esto puede explicar la multiplicación de ofertas iniciales  de monedas (ICO, por sus siglas en inglés) como mecanismo de recaudación de fondos (a la manera de las campañas de crowdfunding) tanto como medios fraudulentos. Pero la poca información sobre quienes las crean y de como operan las hacen particularmente riesgosas. Así, la compañía de análisis Chainalysis reportó en agosto que, durante los dos últimos años, las ICO han atraído 1.600 milliones de dólares pero que el 10% ha sido absorbidos por piratas el año pasado. (Wired, 8/9/2017).

Según Vitalik Buterin, creador de Ethereum, su criptomoneda (ether) y las otras podrían igualar la escala de transacciones de las tarjetas de crédito “en un par de años” (Xataka, 19/9/2017). Es muy posible considerando que, con el apoyo de Microsoft, Google, Facebook, Apple y Mozilla, el World Wide Web Consortium (W3C), está desarrollando la Payment Request API, una “librería” que podría revolucionar los sistemas de pago a través de los navegadores para abrir la puerta a las criptomonedas. Ya se puede utilizar en Chrome, Edge, Safari Firefox y en el navegador propio de los smartphones de Samsung y la app de Facebook. Pero, para la W3C, aún falta que las monedas y criptomonedas cumplan ciertos requisitos como la ISO 4217 con la que codificar las monedas y validar la entrada de los usuarios. Además es necesaria la adaptación del comercio y elegir en cada caso qué monedas (virtuales o de curso legal) aceptará (Xataka, 19/9/2017). En el futuro, se podrá probablemente cargar los pagos a las tarjetas de crédito o de débito (Mastercard ya entró en el sistema en Finlandia y registró recientemente una patente al respecto) .

El valor del Bitcoin ha sufrido tanto grandes alzas como bajas (de us$ 1.000 en enero a 5.000 a principios de septiembre y cerca de 20.000 a fines de año, volviendo luego a 10.000), debido a las medidas tomadas en China a fines de año y a la creación de nuevas monedas (ICO: Initial Coin Offering) en este y otros países.

Bancos

Los bancos se han ido convenciendo de las bondades del sistema al punto que se unieron hace poco en una alianza internacional para establecer una plataforma y una moneda virtual común. La suiza UBS, Santander, BNY Mellon y Deutsche Bank formaron ya el año pasado la Utility Settlement Coin (USC). BBVA, Santander, Sabadell y Bankia, junto con Iberdrola, Gas Natural, Cepsa y Correos de España han formado la red Lyra, un consorcio español multisectorial de blockchain. (Retina, El País, 13/9/2017). El Banco Central de Uruguay anunció un proyecto piloto de monedas digitales. En Japón, Mizuho Financial Group y el Japan Post Bank, y algunos otros miembros de la banca privada y el apoyo del Banco Central se unirían en la creación de una compañía que lanzará una moneda digital llamada J Coin para los Juegos Olímpicos del año 2020 (Coincrispy, 22/9/2017). Su meta es liberar a los ciudadanos japoneses del uso de dinero en efectivo e inyectaría JPY ¥10.000 millones (USD $90 millones) a la economía nacional, “sin tener los riesgos de volatibilidad del bitcoin y otras similares” (FayerWayer, 26/9/2017)

“Barclays, Credit Suisse, Banco Imperial Canadiense de Comercio (CIBC), HSBC, Banco MUFG y State Street Bank, seis de las mayores entidades financieras del mundo, unen fuerzas para crear una moneda digital basada en tecnología blockchain. Finales de 2018 sería la fecha señalada en la que las entidades podrían efectuar transferencias interbancarias de hasta 100 millones a bancos extranjeros de forma prácticamente instantánea gracias a esta divisa digital. Los dos grupos de entidades que participan en el desarrollo de la criptomoneda tienen ahora que continuar dialogando con autoridades reguladores y entidades bancarias para asentar las políticas de protección de datos y seguridad cibernética.” (TICbeat, 1/9/2017)

También se están interesando otros bancos y bolsas como el Nasdaq o el NYSE (la bolsa de Nueva York), además de Microsoft, Dell, WordPress y decenas de otras empresas del área tecnológica (Microsiervos, 8/6/2016).
Criptomonedas en el sector público

En cuanto al uso de criptomonedas en el sector público o a su regulación, Dubai adoptó resueltemente la tecnología, con el fin de ejecutar todas sus operaciones y colocar todos sus documentos en una cadena de bloques para el año 2020. (Coincrispy, 20/11/2010)

Rusia instituirá una moneda digital propia, denominada CrytoRuble. Una de las particularidades del CrytoRuble es que no podrá ser minada y solo las autoridades la podrán emitir, controlar y mantener. (FayerWayer, 19/10/2017) Nicolás Maduro también anunció una criptomoneda propia en Venezuela (CNN, 6/12/2017).

Monedas particulares

Disney se lanzó al mundo de las criptomonedas con la creación de 433 millones de unidades de su moneda que llamó “Dragon”, que podrán adquirirse a cambio de bitcoins y etheres. (El Mercurio, 4/10/2017)

Apareció la primera criptomoneda chilena, llamada Chaucha, una iniciativa independiente de código abierto basado en el algoritmo de Litecoin.(FayerWayer, 23/11/2017) No existe ninguna norma aún en este país.

Comercio de valores

Sharps Pixley, una empresa inglesa distribuidora de oro comenzará a aceptar Bitcoins como forma de pago por los metales preciosos de su cartera de productos (Coincrispy, 28/9/2017). Y una casa minorista de diamantes de Nueva York, Samer Halimeh New York, anunció que comenzará no sólo a aceptar Bitcoins como forma de pago, sino que también los va a cambiar. “La compra y venta de diamantes es una de las industrias que más se ha visto revolucionada por la tecnología Blockchain. Incluso, gracias a esta nueva tecnología se ha podido ayudar a combatir el tráfico de los diamantes de sangre y a reducir la propagación de falsificaciones.” (Coincrispy, 20/9/2017)

El problema energético

“Según informes recientes, el consumo eléctrico de la red Bitcoin alcanza 14,54 terawatts-horas (TWh) anuales, y se estima que la cantidad de energía necesaria para procesar una transacción en la red Bitcoin es de 163 kWh (kilovatio-hora), equivalente al consumo eléctrico de 5 días de un hogar estadounidense.” (Coincrispy, 21/9/2017)

Pero podría ser aún peor: según la plataforma británica Power Compare (que compara los precios de la energía), el consumo anual de electricidad estimado de Bitcoin se sitúa en los 29,05 TWh, el equivalente al 0,13 por ciento de las necesidades globales de electricidad del mundo. Si Bitcoin fuese un país, se ubicaría en el puesto 61 de los consumidores a nivel mundial. En el último mes, se estima que el consumo de electricidad por minar Bitcoin ha aumentado un 29.98%. ¡Si sigue aumentando a este ritmo, la minería de Bitcoin consumirá toda la electricidad del mundo para febrero de 2020! (Conectica, 23/11/2017).

El modelo original de la tecnología de cadena de bloques ha traido consigo un problema relacionado con el gasto en electricidad de los computadores que realizan el trabajo de validación de las operaciones, el que se ha hecho especialmente patente en el caso del Bitcoin. El gasto eléctrico y el calor generado son tales que un par de emprendedores rusos, Ilya Frolov y Dmitry Tolmachyov, están experimentando una nueva forma de calentar sus domicilios con el minado. Construyeron una casa de unos 76 metros cuadrados en Irkutsk, e instalaron dos sistemas para minar bitcoins. El calor de las unidades de procesamiento calienta un líquido que luego se bombea por cañerías en el suelo. Con este proceso, ganan alrededor de USD 430 por mes, principalmente por el procesamiento de la moneda y el suministro eléctrico. Tienen la intención de construir alrededor de 2.000 “criptocalentadores” para el año 2020 (Coincrispy, 4/11/2017). Competirán con la compañía rusa Comino que también creó un dispositivo de minería de Ethers que funciona como calefactor (Coincrispy, 14/10/2017).

La ciudad japonesa de Kazuno, que tiene una gran cantidad de energía renovable, está esforzándose por atraer mineros e instalará a este fin un total de 600 computadoras de aquí a diciembre para minar al menos 10 tipos de criptomonedas. (Coincrispy, 7/11/2017).

Las mayores “granjas” de mineros se encuentran en China, gracias a sus bakos precios de la electricidad, pero el gobierno local se opone a la minería de criptomonedas y la compañía eléctrica Sichuan Power Company emitió un boletín indicando que no continuará prestando servicios para la minería de bitcoins (Coincrispy, 15/11/2017).

Recordemos que la seguridad del sistema y de las operaciones dependen del encriptado de todos los datos pero también de su repetición en todos los computadores (nodos) de quienes utilizan esta base de datos. Además, en una cadena pública como la de BitCoin, cada operación es acompañada de un reto matemático (acertijo) que los nodos deben resolver y la obtención del mismo resultado por la mayoría es la garantía final y condición de aceptación del nuevo bloque. Este control, llamado “prueba de trabajo” (“proof of work“) es el que ocupa el mayor poder de procesamiento e implica el mayor gasto energético, repetido en todos los nodos.

¿Pero la tecnología puede abandonar el modelo bitcoin y utilizar otro método de validación?

Vitalik Buterin, creador de la red de criptomonedas Ethereum, anunció en septiembre 2017 que adoptaría una forma completamente diferente de validación, conocida como “prueba de participación” (Proof of Stake) en lugar de “prueba de trabajo” (Proof of Work). Quién realiza una operación coloca para ello una pequeña cantidad de dinero en un fondo, que recuperará si la validación resulta ser correcta. “Al mostrar que tiene recursos invertidos, muestra que se puede confiar en su trabajo”, dice. (Newscientist, 31/10/2017). En Proof of Stake es la propia red quien decide quién puede escribir un bloque entre los usuarios que han depositado una cantidad determinada de ethers. Si ese usuario escribe un bloque válido, recupera sus ethers depositados más las comisiones de las transacciones en ese bloque, pero si el bloque escrito es inválido, se le penalizará, y perderá una parte de los ethers que depositó previamente. De manera similar a la prueba de trabajo, sería difícil de replicar por estafadores. En 2018, la versión Serenity de Ethereum traerá el cambio definitivo de Proof of Work a Proof of Stake. (Xataka, 11/11/2017)

Para las empresas que deseen instalar su propio sistema existe la posibilidad de modificar el software (recordemos que es “Open Source” y Hyperledger Fabric puede ser programado como se desea) siendo previsto que, en aplicaciones privadas, la validación no deba ser realizada por múltiples participantes. Como es posible definir diversos tipos de usuarios, como lo explico en mi cuaderno Blockchain para periodistas y medios de comunicación, en el caso de estos medios (y otros posibles usos), se puede restringir el proceso de validación a usuarios internos, como por ejemplo quienes autorizan las publicaciones, sea con el método de cálculo típico o incluso de otra forma. Es evidente que empresas como las de tarjetas de crédito también adaptarán el software para evitar que sus millones de clientes participen todos en las validaciones de las operaciones. ¡Los gobiernos que emitan certificados de identidad (y otros) tampoco requieren el “minado”! La tecnología sigue en desarrollo en veremos sin duda numerosas formas de adaptación (que no perderán su factor de seguridad).

Anuncios