Why blockchain is a “bubble” that will be replaced

26/4/2018 – La revolución de la cadena de bloques es una burbuja pero allanará el camino para la tecnología DLT (tecnología de contabilidad distribuida) de tercera generación que cambiará el mundo en los próximos 10 años, opina Terry Shane, CEO de Refined Data Solutions, cuya presentación en la Segunda Conferencia Anual de Blockchain de esta semana en Toronto. En su opinión, hay “100 mil millones de razones” de que el blockchain no es la tecnología a la cual apostar en el futuro corporativo. Shane dijo que la minería de blockchain actual es insostenible tanto ambientalmente, debido a su consumo de energía escandaloso, como económicamente, debido a las altas tarifas de transacción que hacen prohibitivo cualquier otra cosa que no sean transacciones de mayor valor. También cree que el modelo subyacente significa que los mineros y los usuarios tienen intereses egoístas diametralmente opuestos.

Shane preconiza el uso de una construcción matemática llamada Directed Acyclic Graph (grafos acíclicos directos) y su red peer-to-peer, que elimina los bloques, cadenas, mineros y tarifas del actual modelo de blockchain conservando su intención original. La Internet de las Cosas (IoT) necesitará un protocolo de contabilidad distribuida para facilitar los flujos masivos de microdatos y microvalores en lo que él describe “La economía de las cosas”. La red IOTA, que utiliza los grafos acíclicos, será la adecuada para ello.

Miembro de la IOTA Evangelist Network, Shane está trabajando estrechamente, y de manera puramente voluntaria, con la Fundación IOTA sin fines de lucro en Berlín, aunque él no es un miembro formal. Él está lanzando la bIOTAsphere, una instalación sin fines de lucro del Laboratorio de Comercialización IOTA, en Toronto, Canadá.

Grandes corporaciones como Bosch, Fujitsu, VW y otros están haciendo sus propias grandes inversiones y apostando por esta tecnología y las soluciones que están incorporando en sus futuras ofertas de productos y servicios. Gobiernos también, como el Municipio de Taipei y Taiwán están tomando nota y apostando en IOTA para sus iniciativas de Ciudad Inteligente. (De Wealth Professional)

Anuncios