DAG – The next generation of blockchain

22/6/2018 – Varias empresas han aprovechado el potencial de los gráficos acíclicos dirigidos (DAG) para resolver de una forma única el desafío de escalabilidad de los libros contables basados ​​en blockchain. Mientras que un puñado de compañías tecnológicas han adaptado diversos enfoques al DAG, cada nodo generalmente se representa como una transacción en el tiempo y debe adjuntarse a las transacciones anteriores para confirmarse. Los DAG abordan directamente el mayor desafío de blockchains al proporcionar una solución eficiente a las limitaciones de escalabilidad.
Los modelos PoW (Proof-of-work) y PoS (Proof-of-stake) no han podido satisfacer las necesidades de los consumidores que se han acostumbrado a los tiempos de confirmación eficaces de Visa y Mastercard, que pueden llegar a 65.0000 TPS (transacciones por segundo).
Los libros distribuidos basados ​​en una estructura de datos DAG usan un modelo matemático basado en un protocolo que consiste en transacciones que se propagan unidireccionalmente.
En un sistema DAG, un algoritmo permite que una transacción nueva sea verificada por dos transacciones previas antes de que se agregue a un nodo. Todos los nodos contienen una serie de transacciones y son de naturaleza acíclica, lo que significa que cualquier transacción determinada no puede encontrarse por segunda vez en otro nodo. Esto elimina el problema del gasto doble de tiempo y elimina la necesidad de mineros y participaciones (stakes). Además, todas las transacciones son inmutables ya que todos los nodos fluyen en una dirección específica y no pueden revertirse en una trayectoria opuesta, lo que significa que A → B no es B ← A. Como los mineros son eliminados en un DAG, los tiempos de procesamiento se reducirán drásticamente, como tambien los honorarios. El libro mayor se organiza, por lo tanto, como un DAG, donde los vértices representan las transacciones y los arcos dirigidos se extienden desde cada transacción a otras dos que valida. La naturaleza implícita de la estructura de DAG y el proceso de validación permite que el protocolo alcance un consenso más rápido, logrando una tasa de confirmación de transacción de 10.000 TPS.
Los DAG pueden ser la tercera generación del blockchain, pero dependerá de los casos de uso del mundo real y de la capacidad de implementar escalabilidad práctica. Los proyectos basados ​​en DAG, como COTI, IOTA y Hashagraph, están ganando velocidad decididamente, ya que están hechos a medida para proyectos con una gran demanda de escalabilidad, como la industria de pagos en línea e Internet of Things (IoT). (De IT Pro Portal)

Anuncios