What Blockchain Can’t Do

28/6/2018 – Los registros digitales pueden ser inmutables y verificables, pero ¿cómo sabe alguien qué registro digital se asigna, por ejemplo, a un bebé determinado? Para vincular una entrada en el blockchain a un bebé real, necesitamos darle al bebé un identificador físico a través de una etiqueta física, o en un mundo más futurista, un pequeño chip o registro genómico digital que vincula al bebé con su registro digital. Y aquí es donde el blockchain se cae. No puede ayudar con este proceso, y no puede verificar que tal vez el paso de verificación más importante esté sucediendo correctamente.
En la interfaz entre el mundo fuera de línea y su representación digital, la utilidad de la tecnología todavía depende críticamente de los intermediarios de confianza para unir efectivamente la “última milla” entre un registro digital y un individuo, negocio, dispositivo o evento físico. Si los humanos se equivocan o manipulan los datos cuando se ingresan, en un sistema en el que se cree que los registros ex post tienen integridad, esto puede tener serias consecuencias negativas.
En el marketing, un problema que aparece a menudo para un anunciante es la verificación de quién está realmente detrás del identificador digital de quien observa su anuncio: requiere verificación fuera de línea. La verificación de la honestidad de las intenciones de compra aparente va quizás más allá de cualquier tecnología que poseemos hoy.
A medida que se desarrolle el ecosistema alrededor de la tecnología Blockchain, surgirán nuevos tipos de intermediarios que convertirán el problema de la última milla, de mantener los registros digitales sincronizados con sus contrapartes fuera de línea, en oportunidades reales de negocio. Si bien la tecnología está en sus primeras etapas, a medida que estos complementos clave maduren, el blockchain tiene el potencial de cambiar radicalmente la propiedad sobre los datos digitales y las plataformas digitales que utilizamos todos los días. (Harvard Business Review)

Anuncios