La barra de chocolate ‘blockchain’ que fomenta el desarrollo en Ecuador

La tecnología blockchain aportará información fiable para que el comprador sepa exactamente el origen del artículo que adquiere en el supermercado. Escaneando un código QR con su teléfono móvil, podrá conocer el nombre del campesino que cultivó el cacao con el que se fabricó la barra de chocolate, así como la remuneración que obtuvo y el porcentaje del precio final que va a parar a su bolsillo. La Apeosae (Federación de Pequeños Exportadores Agropecuarios Orgánicos del Sur de la Amazonía Ecuatoriana), que desde junio ha comenzado a acopiar el cacao cosechado por los agricultores, entregará la materia prima a Hoja Verde, una emergente empresa ecuatoriana de chocolate orgánico que se encargará de producir las 20.000 barras antes de exportarlas a Europa. Allí las recibirá la Fundación Fairchain, con sede en Ámsterdam, que a su vez facilitará la creación de una nueva empresa que se ocupe de su venta en las tiendas de los Países Bajos. Esta organización, que ya ha trabajado en un proyecto similar de café en Etiopía, pretende que al menos 50% del valor generado por una actividad económica se quede en el país de origen. Todo ello con la financiación del PNUD, que cubrirá desde la creación de la plataforma informática hasta la producción y la venta. El lanzamiento oficial de esta nueva barra de chocolate tendrá lugar el próximo mes de septiembre en Nueva York. El fuerte del país andino no es la cantidad, sino la calidad: es el mayor productor de cacao fino de aroma, una variedad reconocida universalmente por sus intensas fragancias frutales. (De El País)

Anuncios