Como funciona

La cadena de bloques funciona sobre una red P2P (peer-to-peer, de «igual-a-igual») sin intermediarios. Lo primero es encriptar todos los datos, creando el hash.

Cada transacción (operación) da lugar a un nuevo hash y a un nuevo bloque. Como ya señalado, los bloques deben ser validados y solo pasan a formar parte de la cadena cuando lo son. Las cadenas de bloques se conservan en múltiples nodos, que se encuentran en los computadores de quienes se ofrecen voluntariamente para ello y disponen de la capacidad requerida. Si los nodos son importantes, más lo son los “mineros”, un subgrupo de nodos, que son los que realizan las operaciones y vigilan el funcionamiento del sistema. Los mineros son los que resuelven los retos matemáticos asociados a las operaciones y las validan. (“Minar” no es siempre necesario: depende la prestación ofrecida).

Las cadenas de bloques pueden ser privadas (“sujetas a permiso”), públicas, es decir de acceso abierto (“permissionless”) o híbridas. Si una cadena es privada, cada usuario autorizado tendrá una identificación única que le dará acceso a la información detallada, lo que eleva aún más el nivel de protección de datos. El sistema también permite que se creen accesos diferenciados, permitiendo a algunos ver parte de la información que otros no podrán ver: Si A transfiere algo a B, ambos pueden ver todos los detalles, pero C podría tener permiso para ver que hubo una transacción – y eventualmente la certificación por una agencia supervisora – pero no para ver los otros detalles (monto e identidades, por ejemplo).

blockchain_como

 

Anuncios