Que es el blockchain

Blockchain” es una palabra que vemos cada vez más en las páginas de tecnología pero raras veces encontramos una explicación sencilla de lo que es y menos aún de su importancia para el futuro. El blockchain o cadena de bloques puede ser entendida como un libro mayor contable (“ledger”) o como una base de datos en la que se apuntan múltiples transacciones. Es distribuida, es decir que se encuentra repartida en numerosas máquinas, donde la información se encuentra replicada de forma idéntica. Contiene la información de cada nueva operación que se realice, en un nuevo bloque que se reproduce en todos los computadores que la contienen (“nodos”) y en tiempo real. Y cada vez que se pone un bloque nuevo, ese bloque lleva toda la información de todo lo anterior, que no se puede modificar ni borrar (ni duplicar, ya que sería una nueva operación: ¡nada de spam!).

  • “Piense en blockchain como un tejido histórico que graba todo lo que sucede exactamente como ocurre. Luego, la cadena cose esos datos en bloques cifrados que nunca pueden ser modificados, y dispersa las piezas a través de una red mundial de computadoras distribuidas o `nodos´.” (PCmag, 2/8/2017)

blockchain-2

Cada bloque contiene un número de bloque, un número arbitrario llamado “nonce” y un campo de datos que contiene los datos de la operación (“transacción”) y además la fecha y hora (“timestamp”), la versión anterior completa de la cadena (“previous hash”) y la firma criptográfica del bloque. El hash es la “traducción” criptográfica de la cadena al terminar la transacción, que es lo que le da su seguridad. Para crear un bloque se requiere una aplicación específica (software) y un procesador adecuado. Quienes, además, participan en la tarea de verificación se denominan “mineros”.

Para que sirve

“Decenas de startups están utilizando la tecnología para todo, desde pagos globales a compartir música, desde el seguimiento de las ventas de diamantes a la industria legal de la marihuana. Es por eso que el potencial del blockchain es tan grande: cuando se trata de activos y transacciones digitales, puede ponerse absolutamente de todo en una cadena de bloques.” (PC Magazine, 2/8/2017)
Entre las aplicaciones posibles están:

Monedas virtuales (inversiones y e-comercio)
Registros de identidad
Protección de datos personales
Registros médicos
Hipotecas
Seguros (y sus reclamos)
Auditorías
Juicios (seguimiento de demandas y procesos)
Votaciones (sistemas electorales)
Logística (cadenas de suministros)
Reservas de hoteles
Registro de Copyright

Ya está claro que las criptomonedas existentes no cumplen en absoluto su promesa de servir de medios de pago, debido a su alta volatilidad. Podrán ser medios de pago útiles cuando sean equivalentes a las monedas fiduciarias (emitidas por los estados y respaldadas por los bancos centrales).

Se dice que podrá llegar a ser la base de una nueva internet. Para ello, sin embargo, aún faltan cosas muy importantes como los estándares que permitirían la interoperabilidad de las cadenas.  (Vea la página de Prospectiva)

Anuncios